Gente sin talento

La gente sin talento hoy en día está de moda. Porque vivimos tiempos de hijos de puta. Es así y no es que haya que joderse, es que hay que ir con mucho cuidado. Porque no tienen piedad. La gente sin talento, es muchísimo peor cuando encima tienen un cargo. Porque como no tienen talento, les mueve el miedo y su mediocridad.

Una de las decisiones que nace entre la gente sin talento cuando cae una como la que está cayendo, es la de pisotear el jardín ajeno. Así, te encuentras, por ejemplo, planners haciendo el trabajo de copys o directores generales haciendo de creativos. Es porque tienen miedo.

Porque el trabajo que tenían no queda justificado y entonces necesitan meterse en terrenos ajenos para justificar su existencia. Cuando alguien que dirige baja al barro, es porque siente la necesidad de justificarse. De decirse a si mismo que es útil, que ha participado en tal idea de una manera activa.

En el fondo ellos saben que su labor en los días que corren no es útil. Es así. Porque si algo define este gremio es la creatividad. Y la creatividad la acaban haciendo directores de arte y redactores. Hoy en día, los anunciantes no quieren grandes estrategias, no tienen dinero o tienen miedo. Tampoco quieren gestores inútiles, corre-ve-y-diles. Desgraciadamente para ellos, hoy en día, está a salvo el que hace. Y el que hace es el que ejecuta. Y eso no quiere decir que haga grandes campañas, quiere decir sólo campañas.

Porque es verdad, los empresarios tampoco están apostando por la creatividad más notoria y puntera, pero sí que siguen necesitando hacer webs, o folletos, o gráficas. Y siempre las hará mejor alguien que tiene ese trabajo específico que alguien que se dedica a otra cosa y de repente siente la imperiosa necesidad de hacerla.

Vivimos tiempos de ningún respeto. Ni siquiera el trabajo o el currículum garantiza nada. Se convierte todo en una especie de juego de tronos asqueroso y lamentable. Es feo. Porque es angustiante y lo único que estos tiempos sacan lo peor de las personas.

Desde que empecé en publicidad he visto de todo. Y es una carrera corta, pero que puede durar lo suficiente como para ver caer la arrogancia y la inutilidad. Si no, al tiempo.

3 comentarios sobre “Gente sin talento

Deja un comentario

Pin It on Pinterest