El viaje de la publicidad offline a la publicidad online

El viaje de la publicidad onffline a la publicidad online no es fácil. Hace falta algo que cuando uno peina canas es difícil de hacer, que no es otra cosa que volver a aprender. Jerga nueva, otra forma de presentar la creatividad, otra forma de planificar los procesos de producción, incluso otra forma de aterrizar las campañas.

Lo cierto es que si te gusta el tu trabajo, aprendes con naturalidad, con humildad y con algo menos de esfuerzo. Preguntando todo lo que no sabes y buscando a gente que te pueda explicar mejor qué está pasando y todo lo que no entiendas.

Creo en la gente. Y creo que es lo mejor que tiene esta profesión. Gracias a esta profesión me río cada día. Gracias a esta profesión, tengo mejores amigos de los que tuve en la vida y muchos de ellos son ya mi familia: padrinos de hijos, de bodas, etc.

Gracias a todos ellos aprendo cada día. Gracias a toda la gente que tiene la paciencia y la vocación de enseñar.

Yo soy uno de aquellos que llegó un día que se dio cuenta de que dominaba el offline y despreciaba el online. Bueno, en realidad no lo despreciaba, me parecía una disciplina menor, por debajo de la televisión o la prensa. Y mira ahora. Me tuve que tragar mi soberbia, agarrarme los machos, pagarme posgrados y másters, practicar y aprender. Así nació este blog y otros en los que también escribo que no tienen mucho que ver con éste. Es difícil despegarse de lo viejo. Lo fácil es lamentarse y enrabietarse con lo que viene. Pero es lo que hay. Y cuanto más tarde se coge el tren, más posibilidades de llegar tarde.

Churchil decía: “Encuentra un trabajo que te guste y no trabajarás en tu vida”.

La vida es cruel y conozco a muchos profesionales que se están quedando fuera. Gente que tiene un perfil y un book más premiado y reconocido que el que yo he conseguido a lo largo de más de 15 años de trabajo. ¿Es injusto? Puede. Pero hay que ser consciente de que la justicia es una perversión que aprendemos de pequeños que nada tiene que ver con la realidad y con las cosas que pasan en la vida adulta. La justicia no existe. Y menos en entornos tan caníbales, déspotas y demagogos como son el márketing y la comunicación.

Intento ayudar a los de mi generación que han perdido el carro. Intento reciclarles, darles oportunidades en la agencia. Porque yo creo que el talento creativo es una cosa y la técnica creativa es otra. Y me siento profundamente agradecido a los que me dieron a mi la oportunidad de aprender lo que no sabía; los que tuvieron la paciencia de dejarme volver a aprender de ellos; los que creyeron más en mi talento y lo que podía aportar alguien que se reciclaba que los que parten de posturas cerradas y obtusas y creen que un chaval lo va a hacer mejor que un sénior. Pues, señores, hay veces que sí y hay veces que no. La edad no garantiza mucho.

A todos los de mi generación que buscan reclicarse, todo mi ánimo. Es posible. Yo lo he conseguido.

Un comentario sobre “El viaje de la publicidad offline a la publicidad online

Deja un comentario

Pin It on Pinterest