Así ve Google a un Director Creativo.

Si uno escribe en Google “Director Creativo”, aparecen una serie de imágenes que me han llamado la atención y creo que vale la pena comentar.

Tuve un jefe cuando era copy, uno de los que más he aprendido en mi vida, que me decía que él quería que en su tarjeta pusiese “Director Simpático” en vez de Director Creativo. Decía, con toda la razón, que la creatividad es una característica intelectual de todo individuo, que era injusto apropiarse de ella. Y es verdad.

En cualquier caso, y dejando las anécdotas de lado por ahora, ver todas estas imágenes, me ha dado que pensar varias cosas. Primero, la dificultad que representa describir en una imagen lo que hace un director creativo. Como veremos a continuación en las imágenes que se adjuntan, son todas muy tópicas. El elemento “bombilla” es el más repetido para hacer referencia al director creativo. Es curioso que se use un tópico tan recurrente para describir a la persona que precisamente debe encargarse de romper con los tópicos. Bueno, en realidad, ojalá fuese así, porque parece que se presenta al Director Creativo como una especie de genio y a mi, la experiencia, me hace dudar muchísimo de esa premisa. Genios he conocido muy pocos.

La primera imagen que quiero comentar es ésta:

Director Creativo a corazón abierto

Como podemos ver, se trata de un tipo (calvo y con gafas, será que eso nos da un aspecto más creíble como directores creativos), que se arranca la camisa a los Súperman para que de él salgo algo tan naive y ñoño como colores en explosión. No haré más comentarios.

La segunda de las imágenes:

imgres-2

Con esta imagen realmente asquerosa, empiezo lo que voy a llamar “La serie de las bombillas”. En esta imagen en concreto, vemos un cerebro incrustado en una bombilla. Otro de los tópicos que se usa para describir a un director creativo que cuando menos es muy cuestionable, he conocido a auténticos idiotas que ostentan cargos en agencias. ¡Qué bonito resumen hecho seguramente por algún genio de la ideación conceptual! El autor habrá pensado: “como un director creativo es inteligente y además tiene ideas, ¡lo tengo!, un cerebro con forma de bombilla…” Muy lamentable.

Continuando con “La serie de las bombillas” comparto estas otras tres imágenes:

imgres-3 imgres shutterstock_184763024

En la primera de ellas, que le debe gustar a Google porque está entre las diez primeras que aparecen en la búsqueda, vemos un montón de manos que intentan atrapar una bombilla (apagada?). Deben querer representar lo difícil de “atrapar” una idea. Y sí, en parte es difícil que se te ocurra algo. Pero por otro lado, lamentablemente, en la mayoría de briefings que caen en la mesa de un director creativo la complejidad y el reto brillan por su ausencia. La mayor parte de los briefings, son del formato sota, caballo, rey.

La segunda no la entiendo. Primero porque aparece en la búsqueda de “director creativo”, así, en singular y yo veo demasiada gente en esa mesa. Y la segunda, porque aunque una idea crece con la suma de talento, puedo decir por experiencia que la idea sólo la tiene una persona. Es verdad que uno dice algo y se enciende una mecha que redondea el resto del equipo. Pero la idea, lo que es la idea en estado puro, sólo la tiene uno. Eso sí, trabajando en equipo. Pero las cosas como son. La idea es de uno. Así que…, una mesa con forma de bombilla, en la que por lo menos hay doce personas con taje y corbata (!) sentadas alrededor… Sencillamente no va señor Google.

La última de esta serie, es la de un tío del que de los rizos le salen bombillas pequeñas y bombillas grandes. Tiene gestos del lenguaje del cómic “tipo muelle”, como dando a entender que le saltan de la cabeza o algo así. Intenta representar que simplemente, no le pueden parar de brotar ideas de su mata de pelo ensortijada. La mata ensortijada como contraposición al modelo calvo con gafas. Tengo que reconocer que ésta me hace gracia. Igualmente me parece una mierda, pero me hace gracia. Me hace pensar que el que se inventa este tipo de imágenes no ha tenido una idea en su puta vida.

Ésta es otra de las imágenes que aparece en las búsquedas:

images

Ésta ya acojona del todo. Parece sacada de cuarto milenio. No sé cómo interpretarla. Si es un cerebro radioactivo o algo así que recibe rayos del exterior o si hay una fuga de neuronas hacia algún sitio… No lo sé. Si me pongo en modo comprensivo, creo que trata de recoger la actividad cerebral y lo expansivo de tener ideas… Bueno, en realidad no sé, porque rara vez cuando juzgo ideas o conceptos me pongo en modo comprensivo: o están bien o no. Punto. No hay más. Es una de aquellas fotos tan conceptuales que me da pena que trate de recoger un oficio tan peculiar como el nuestro. Porque muchas veces tiene muchísimo más que ver con la lógica aplastante que con la locura. Y la locura, como el caso que viene a continuación, es otro de los tópicos asociados a la genialidad y por tanto a la creatividad. Otra mentira como un templo.

creative1

Dejemos al lado de que el tipo que aparece en la foto puede estar loco. Ésta, que la he guardado para el final, he de reconocer que me parece la hostia… Hacer un análisis de esta imagen daría para un blog entero, no para un post. Para empezar el tipo, como decía al principio, está hecho polvo. Además, su cara refleja una complicación que supongo que quien pensó la foto o quién la disparó, lo que pretendía era recoger la modernidad o algo así. O quizá la complejidad del carácter. O las dos cosas… No se. A mi me lleva a pensar en infancias infelices y familias desestructuradas. Como si hubiese retratado a un tío que es carne de diván y que está hecho un verdadero poema.

Definitivamente, la gente que busca representar al director creativo en una imagen (generalmente conceptual) debería darle una vuelta. Porque como Director Creativo, creo que no lo tienen. Es más, ya que estamos, molaría que Google no le diese bola a los tópicos y escondiese estas imágenes. Porque son carne de Powerpoint. Porque son lamentables desde cualquier punto de vista. Porque representan el daño que hacen los bancos de imágenes y que como no pueden describir una situación, describen un tópico.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest