Ética publicitaria.

¿Existe? Yo creo que no. Por lo menos en términos prácticos, no existe un código deontológico o de conducta. Bueno, puede que sí exista, pero los directivos y dueños de empresas publicitarias se lo pasan, con perdón, por la rebaba de los huevos. Y muchos creativos también. Y si los directivos no asumen esa responsabilidad, es nuestro deber negarnos a hacer un trabajo. O por lo menos, si no nos queda más remedio que hacerlo, debemos hacerlo de manera ética y responsable. Para mi, es un tema individual, que necesita de madurez, honestidad y profesionalidad.

En teoría, un creativo puede negarse a hacer un trabajo si éste entra en conflicto con sus creencias o su ideología. En cierto modo, es lo sano. Porque si yo fuese un partido político, pongamos por caso, de izquierdas; preferiría que el creativo que tiene que pensar la campaña también lo fuera. Es lógico, ¿no? Seguro que sale mejor.

Ahora bien, ¿quién es el valiente que dice que no quiere hacer un trabajo en los días que corren? Por ejemplo, imagina que la agencia lleva una marca de tabaco, o de alcohol, y el cliente pretende llegar a esos jóvenes que recién empiezan a fumar o a beber. Nadie empieza a beber el día que cumple dieciocho años, o a fumar. En realidad, el cliente, lo que quiere es llegar a chavales de dieciséis años. Ahora imagina que ese briefing te llega a ti.

¿Puede el creativo negarse a hacer esa campaña? Sí, claro. Según la teoría sí. A la práctica, no. ¿Por qué? Porque si te niegas, puedes perder tu trabajo. Además, tu jefe no se ha negado a recibir ese briefing. Te pasa a ti la patata caliente. Y tú no tienes ni voz ni voto. Eres un mandado. Y es él quien tendría que negarse a que ese briefing entrase en la agencia. Evidentemente, aunque no la hagas tú, esa campaña saldrá. Y hará su trabajo. Y eso me parece lamentable.

Si alguna vez te ves en el brete de tener que afrontar un trabajo así, recomiendo aplicar la ética a la creatividad. Sé lo más ético posible a lo hora de pensar. Por ejemplo, en el briefing que comentábamos antes, que no salga ningún niño de dieciséis años, que el tema musical no sea de ese grupo de edad, que el titular sea lo menos potente que puedas, piensa peor, haz un favor a la sociedad. No hagas nada que te impida dormir por las noches. No vale la pena. Hay cosas, como la ética y la humanidad, que deben estar por encima de este trabajo.

Suena duro. Más. Asqueroso diría yo. Pero la verdadera pregunta, bajo mi punto de vista, no es por qué el creativo al final no se niega y hace esa campaña. La pregunta debería llegar más lejos. ¿Dónde está la ética de las marcas que pasan esos briefings? ¿Dónde está la ética de la gente que dirige agencias? ¿De los que reciben ese briefing del cliente? ¿Por qué a menudo se tacha al creativo de poco ético cuando es un pobre desgraciado que cobra cuatro duros y se pasa la puta semana en la agencia engordando los bolsillos de un animal al que le suda el rabo que un niño fume o beba? ¿Por qué no exite un organismo realmente potente donde denunciar casos así? ¿Por qué las agencias de publicidad no protegen su dignidad denunciando a Auntocontrol, por ejemplo, todos estos casos? ¿Por qué no tenemos asociaciones o grupos de presión que permitan a los creativos tener un amparo legal cuando les piden, por ejemplo, que piensen campañas para que los niños dediquen el dinero que les dan sus padres para desayunar o merendar a comprar tabaco o alcohol? ¿Quién coño protege al creativo de una encerrona de este tipo? ¿Qué cojones nos pasa a todos?

En España hay más de cuatro millones de parados. Tengo suerte porque tengo un trabajo. ¿Por qué debo poner el culo en estas situaciones cuando lo que debería hacer es denunciarlas? ¿Por qué si digo que no quiero hacer esa campaña me expongo a perder mi empleo? ¿No debería ser eso ilegal?

Muchos pensarán que estoy exagerando. Si es así, puede que no lleven el tiempo suficiente en una agencia para haberlo vivido; o que tengan una visión de la agencia reduccionista y piensen que sólo hay creativos pensando formas maquiavélicas de vender productos a gente indefensa. Pero creedme, si no fuese un blog anónimo y tuviera menos escrúpulos, daría nombres y apellidos.

Malos tiempos para la ética. Pero no sólo publicitaria. Yo diría que de los medios de comunicación en general. Podemos ver cualquier programa tipo Sálvame en televisión o leer cualquier periódico por la mañana. Lo que no es ético vende más. Precisamente por eso, no cumple las reglas de juego. Para mi, es como meter un gol con la mano. Está fuera del marco ético que debe regir un profesión que tiene un poder potencial muy alto sobre las masas y su comportamiento.

Hagamos algo, ¿no?

Otro día, a lo mejor escribo sobre los anuncios de juguetes, que también tienen una tela que no veas.

Esta entrada fue publicada en Creatividad y etiquetada como , , , , . Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

4 Comentarios

  1. Escrito el 11 enero, 2011 a las 11:21 | Enlace permanente

    ¿Dónde hay que firmar?

    Por cierto, ¿has visto la última temporada de Mad men? Tocan bastante el tema de la ética publicitaria (del tabaco y de los clientes racistas, concretamente).

    • Escrito el 14 enero, 2011 a las 20:40 | Enlace permanente

      Es verdad. Y espero que sea algo sobre lo que reflexionar, así, gremialmente, me refiero, aunque lamentablemente no creo. Y sé que se trata de ficción, pero te hace pensar que a lo mejor hay lugares comunes en esta profesión que se repiten desde hace muchos años. Ya no se fuma en las agencias, no se bebe, dejaron de ser Sodoma y Gomorra hace tiempo y ahora sólo queda lo demás, lo que no da para un serie, supongo.

      En fin, que con lo que hay, haremos lo que podamos, ¿no?

  2. Escrito el 12 enero, 2011 a las 13:24 | Enlace permanente

    Muchas felicidades por el blog, sr. directorcreativobcn.

    Llegué a él, de rebote, vía Twitter. Empecé a leer el post sobre la Ética. Me gustó. Me enganché y me leí el resto del blog del tirón. No puedo decir más que me parecen unas reflexiones, anécdotas, consejos, etc… muy, muy interesantes e ilustrativos para todo el que busque consuelo en esta nuestra profesión.

    Todos los post destilan sobretodo amor por esta profesión tan chula y desagradecida. Pero también ironía, resquemor, sentido común, admiración, experiencia, desagravios, honestidad… Vamos que hay mucha batalla (perdida, ganada y/o empatada) y mucho sentimiento en cada post. Tanto que uno acaba por identificarse (con) y conocer a la persona que hay detrás de directorcreativobcn.

    Un abrazo grande, compañero. Y sigue dándole fuerte a este blog, merece la pena.

    • Escrito el 14 enero, 2011 a las 20:30 | Enlace permanente

      Hola Xavi!

      Me alegro mucho de saber de ti. Muchas gracias por leer el blog. No tienes ni idea de la ilusión que me ha hecho todo lo que has escrito en tu comentario.

      De todos los comentarios, el tuyo es que más me ha llenado de orgullo. Muchísimas gracias.

      Un abrazo bien fuerte compañero.

Publicar un Comentario

Debes iniciar una sesión para escribir un comentario.

  • Director Creativo en Google+